Jugabilidad sigue siendo la misma mielda de siempre; pero los gráficos, sí son para desmayarse que geniales!

-